Saltar a contenido principal

Mitos y verdades en skincare

Mitos y verdades en skincare

La importancia del cuidado de la piel debe tomarse en serio. En KUMIKO queremos ayudarte. Es fundamental tomar buenas decisiones sobre lo que te hace mejor. Debes informarte, investigar los activos de cada fórmula, así como integrar verdades y derribar mitos. Hablemos de estos 2 últimos.

 

1. Un hábito de cuidado de la piel se logra en una semana. FALSO 
Un hábito de cuidado de la piel es una rutina o conjunto de prácticas regulares y frecuentes que una persona sigue, para mantener la salud y mejorar la apariencia de su piel, con resultados que se logran, mínimo, a los 28 días de repetición.

2. La piel respira por los poros. FALSO
La piel se nutre, alimenta, oxigena y respira a través de las glándulas sebáceas y sudoríparas. Los poros son pequeños orificios en la piel que tienen relación con la herencia genética, la nutrición y el medioambiente. Es importante saber que las cremas de tratamiento penetran por las glándulas sebáceas y sudoríparas; no por los poros.

3. Cuello, escote y manos merecen atención. VERDAD
A este trío que delata el paso del tiempo se le llama ‘los olvidados’. Hacia los 2 primeros debes extender los productos que se aplican en el rostro, para contrarrestar flacidez, arrugas y falta de firmeza. Las manos ideal que estén siempre humectadas y protegidas de los rayos UV, con bloqueador solar todo el año, para evitar manchas y sequedad.

4. A mayor Vitamina C, mejor resultado. FALSO
Las concentraciones altas pueden provocar irritación en la piel y no lograr el efecto buscado, en especial en pieles sensibles. En cambio, si la Vitamina C está bien dosificada y no en exceso, tiene excelentes resultados: antioxidante, antiradicales libres, efecto despigmentante, aporta luminosidad y estimula la síntesis de nuevo colágeno.

5. No mezclar productos de skincare de diferentes marcas. FALSO
La complementariedad es un plus, siempre y cuando uno conozca bien qué tipo de piel tiene, para no cometer errores en la elección. Sin embargo, las ventajas de ocupar la mayor cantidad de fórmulas de una misma línea, permite lograr una mejor efectividad en los resultados que se buscan, ya que éstos se potencian.

6. Las pieles secas se arrugan y envejecen antes. VERDAD
El cutis seco presenta menor espesor epidérmico y retención acuosa, así como déficit de secreción sudoral y sebácea. Esto lo hace propenso a formar líneas y arrugas. La prevención y el uso de productos adecuados restauran la barrera cutánea, oxigenan tejidos, estimulan el colágeno, aumentan la hidratación y la elasticidad de la piel.

7. Es mejor no usar retinol en pieles sensibles o reactivas. SÍ y NO
El retinol reduce las arrugas y retrasa el envejecimiento cutáneo, pero en concentraciones altas irrita algunas pieles sensibles. Una excelente alternativa natural es el Backuchiol, que disminuye arrugas e hiperpigmentación y es bien tolerado en pieles reactivas. KUMIKO lo incorporó en Matcha Repair Calming Complex, Crema Antiarrugas y Antipolución.

8. Las mascarillas faciales están demás. FALSO
Los beneficios de una buena mascarilla facial, ojalá con tecnología reparadora, ayudan a corregir los signos visibles del envejecimiento, así como el desgaste diario y el fotodaño de la piel. Es importante que sus activos restablezcan la luminosidad, la firmeza y reestructuren intensamente la piel. Conviene aplicarla durante toda la noche o, al menos, por 20 minutos.

9. Debes empezar a cuidar la piel a los 25 años. FALSO
En la adolescencia es momento de empezar a usar los productos adecuados para esta etapa, que mantengan en buenas condiciones el equilibrio de la piel. Lo primero es limpiar e hidratar siempre. A los 20, ideal sumar tónico en la limpieza y fórmulas de tratamiento. A los 25, incorporar crema de nutrición y contorno de ojos, para prevenir futuras problemáticas.

10. Si está nublado o llueve igual debo usar factor de protección solar. VERDAD
100%. Está comprobado que los rayos UVA y UVB traspasan las nubes, la lluvia y causan envejecimiento prematuro. Además, la luz azul de las pantallas también es nociva para la salud de la piel.

11. El Agua Micelar limpia mejor que las toallitas desmaquillantes. VERDAD    Las toallitas suelen arrastrar impurezas hacia otras zonas del rostro, incluso causando infecciones e irritación cutánea. Es recomendable optar por un agua micelar que no irrite ni cause ardor. ⠀

12. No debo limpiar mi rostro si no me maquillé. FALSO
Es necesario limpiarse todos los días, una o dos veces, independiente si llevo o no maquillaje. El entorno cotidiano, la contaminación, el sudor, la suciedad y las impurezas acumuladas nos obstruyen las glándulas sebáceas y poros de la piel.

13. El agua caliente le hace bien a la piel. FALSO
Está comprobado que dilata los poros más de lo recomendable, con efecto vasodilatador, que puede causar rojeces e irritación cutánea. También, sequedad, picor y dermatitis. Además, agrede el manto hidrolipídico que protege de manera natural nuestra epidermis de los agresores externos y mantiene el ph en equilibrio para evitar alteraciones y afecciones en nuestra piel.

14. Tomar agua ayuda a tener la piel más hidratada. VERDAD
Así es, pero no más de 2 litros diarios, los cuales no irán directo a la dermis de la piel, sino que a otros órganos primero, lo que ayudará a limpiar nuestro sistema linfático, por lo tanto a eliminar toxinas que son las causantes de la oxidación a nivel celular.

 

¿Qué pasa cuando aclaras dudas relacionadas con el cuidado de la piel?

Accedes a información útil con estos beneficios:

 Mejor comprensión: Para entender los conceptos relacionados con el cuidado de la piel y sus implicancias.

 Prevención de errores: Ayuda a prevenir situaciones al seleccionar productos o al seguir una rutina de cuidado de la piel, lo que puede evitar problemas como la irritación o resultados adversos.

 Promoción de la salud de la piel: Al acceder a información precisa, contribuyes a tu propio objetivo de lograr una apariencia de la piel más saludable y radiante.

 Confianza y seguridad: Tomar decisiones informadas es esencial para distinguir y elegir lo que le hace bien a tu piel.

Su Carro